Ideario

El hombre es el único ser que, a través del conocimiento y la acción, puede modificar y dominar su realidad haciendo uso de su libertad, que a su vez le permite ser dueño de sus acciones.

La libertad marca una orientación fundamental en la educación. La educación desarrolla el libre albedrío, la capacidad de optar y de asumir una actitud responsable frente a cada elección, y lo hace en la medida que inserta al niño en la cultura, la técnica, la ciencia, el arte y la sociedad en general.

Cada ser humano es único e irrepetible, original y distinto del resto, capaz de abrirse al mundo y descubrir nuevas realidades en elementos ya existentes, soluciones nuevas y problemas que no habían sido detectados con anterioridad. Por lo tanto, la educación debe desarrollar la capacidad creativa de los niños.

El hombre es un ser social que tiene la necesidad de comunicarse y participar de un proyecto común con los otros. La educación inserta al niño en el mundo social, iniciándolo en las relaciones humanas y en las normas morales y de convivencia y, ya que el ser humano es un ser trascendente, lo ayuda a elaborar una estructura de valores.

DIPREGEP 5809/8141/8206 - DISP. BILINGÜE 212/15 - 439/15 - 007/16 - Diseño Web